El cliente tóxico

HAS TENIDO ALGÚN CLIENTE TÓXICO Y HAS RESPIRADO CUANDO POR FIN TE LO HAS QUITADO DE ENCIMA?

Un cliente tóxico no te merece la pena ni al principio ni al final. Se les ve a leguas. Se les huele. Lo sabes. 

-Llámalo intuición-

Pero es trabajo, y al final, lo coges.
Y empiezan con lo que yo llamo «los digo Diego» (donde dije digo, digo Diego), y continúan con el bucle infinito de cambios y te llaman muy alegremente un viernes a las 20hrs.

Desaparecen del mapa con una habilidad propia de un ilusionista y aparecen en el momento menos esperado y con prisa.
-MUCHA PRISA-

🔸¿Cómo identificar a los clientes tóxicos?

1. Regatean tus tarifas (siempre)
2. Cambian de opinión de forma bipolar 
(suele depender de como se levanten ese día)
3. Pagan tarde (no sin antes haberles reclamado)
4. Creen que son tu único cliente 
5. Todo lo necesitan muy urgente 
6. Te chupan la energía cual vampiro la sangre

Nada que ver con un cliente SANO que respeta tu tiempo, tus pautas, tu trabajo y se rige y deja asesorar por tu experiencia y profesionalidad.

¿DE VERDAD CREES QUE UN CLIENTE TÓXICO MERECE LA PENA?

Deja un comentario